Home / Uncategorized / Antecedentes del programa IN.CO.P.AR

Antecedentes del programa IN.CO.P.AR

El actual programa IN.CO.P.AR, tuvo varios antecedentes, a saber:

Colegio de Abogados de Tucumán. Aquí surgió la primer cooperativa de trabajo de Abogados de Sudamérica.

El primer antecedente se origina, en una serie de debates, no solo en la mitad de los años 80 (producto de la derrota Argentina en Malvinas) y como efecto de gravísimas modificaciones en las relaciones de producción y/o comercialización. Pero en este caso, es  a fines de 1989 y principios de 1990, donde en un grupo de jóvenes abogados, entre los cuales se incluía el actual titular del Estudio y Director del programa incopar, donde se debatían “la precarización” de los establecimientos productivos, industriales y comerciales, a su vez clientes de los distintos estudios.

En esa ocasión y ya en plena entrada o vigencia de las políticas neoliberales en Argentina, con gravísimas consecuencias en el tejido social y empresarial, lo cual se agravaba aún más, en todas aquellas geografías, de lo que se conoce como “economías regionales”.

Ese primer antecedente y/o debate, surge de manera formal, en ese grupo de abogados, miembros del colegio de Abogados de la ciudad de  San Miguel de Tucumán, e integrantes de la C.A.F. (Cooperativa de Abogados Forense Ltda)  en donde no se debatía el actual programa en sí mismo, sino su principal herramienta de trabajo, o sea la hoy  bautizada, por nuestro Director, como  “Matriz Nº6” (ver más)

 

 

Un segundo antecedente, se origina a principios  del año 2013, cuando el Director de nuestro programa entrega en aquel entonces al presidente del INAES (Instituto Nacional de la Economía Social), Patricio Griffing un ejemplar del “libro-base” y una carpeta detallando un programa de desarrollo de cooperativas y grupos precooperativos, a nivel nacional, dicho programa se llamó IN.CO.AR. (Incubadora de Cooperativas Argentinas).

Dicho programa tuvo una acogida favorable por el presidente del INAES, quien instruyo, a dirigentes locales de la provincia de Santa fe, para que se ofreciera un respaldo político e incluso financiamientos a dicha propuesta.

Lamentablemente esos dirigentes, solo cumplieron con el protocolo y ceremonial, pero en lo que se denomina “la verdad material” y/o “verdad real”, no solo no cumplieron, sino que olvidaron las promesas realizadas, algo por supuesto que es muy común, en la política argentina y sudamericana.

He aquí en las fotos, un recuerdo de aquellos años, donde el “programa IN.CO.AR”, podría haber sido  la herramienta fundamental, no solo para grandes sectores de población, excluidos del sistema, sino también para cientos de miles de trabajadores y graduados universitarios.

Al menos el programa IN.CO.AR, sirvió para intercambiar pareceres, buenos augurios, pero nunca se puso en marcha, queda el consuelo, de que al menos sirvió, para “tener algunas fotos de recuerdo”, de su existencia y esfuerzo malogrado.

 

El tercer y último antecedente, surge con el intento de “coaptar”, a la cooperativa CO.PR.INF, (cooperativa de profesionales informatica- mayo del 2018) de la cual nuestro director fue su co-fundador inicial y alma mater, por parte de “políticos y académicos, de sillón y escritorios”, en un clima de oportunismos varios, condimentados y promovidos desde distintas esferas de gobierno, y ante la denominada “ley de apoyo al capital emprendedor” ley 27.349.

He aqui a parte del grupo inicial de Coprinf, desde los momentos mismos de su creación, giraron en torno de ella, interes espurios que asediaron para coaptarla o hacerla fracasar, sin embargo cada vez que lo intentan renace con más fuerza. No es magia, es cooperativismo genuino

La actividad realizada por dichos funcionarios, no solo ha sido un monumento a la impericia, la negligencia y la imprudencia, sino que sirvió de fertilizantes cual si fueran subproductos organicos, para que en la sinergia social, pudiera ver la luz, una nueva y más fortalecida versión del programa IN.CO.AR, el fundamento vigente para esa nueva versión, lo dieron dichos funcionarios y/o “discapacitados funcionales”, incluidos algunos socios menores, de ese gran antecedente cooperativo que ha sido y es COPRINF.

No fue casualidad que ello ocurriera, dado que en Argentina, en el periodo comprendido desde el 2016 a fines del 2019.

Hubo incontables millones de dólares, destinados no solo a la “estafa macro sistémica”, sino también a pretender cambiar los “ejes culturales de nuestro pueblo”, en ese sentido, se privilegiaba el “empoderamiento” de los supuestos “emprendedores solitarios o fre lance” en desmedro del accionar de pymes y cooperativas ya institucionalizadas.

El objetivo sin duda, fue generar “INGENIERIA JURIDICA”, (ver más)  no para construir desarrollo, sino para destruir el tejido social productivo, del cual los abogados somos “asesores permanentes” y cualquiera sea el sistema de base.

En ese contexto, se establece en el año 2019, en lo que es el estudio Yosef & Asociados y el grupo precooperativo Hammurabi, la actualización de una de sus lineas de trabajo, siendo el programa o  linea de trabajo IN.CO.P.AR la numeros dos (ver más)  .  La cual en enero del 2020, INAUGURA SU PRIMER SITIO WEB  via subdominio de www. argen.com.ar

 

En la actualidad (año 2020) y ante la presencia de un nuevo gobierno en Argentina, que ha convocado a la “unidad nacional”, luego del estrepitoso y rotundo fracaso de las políticas neoliberales, el programa IN.CO.P.AR, surge no solo para apoyar, el llamado o convocatoria a la EPICA argentina, sino también a la EPICA GLOBAL, dado que entendemos que los “malestares de globalización, en nuestro actual tiempo” sobrepasan y en mucho los límites de nuestro país.

Entendemos que el Programa IN.CO.P.AR,   junto al programa F.A.P. constituyen dos de las principales herramientas, para gestionar un desarrollo social, que elimine el “asistencialismo crónico”, permitiéndole a los distintos sectores sociales fortalecerse a través de la autogestión y lograr plasmar y/o consolidar, no solo la distribución digna de la riqueza del país, sino también la inclusión social de todos los sectores, basados en el criterio de la movilidad social ascendente.

Dichos objetivos que el programa IN.CO.P.AR promociona y establece se lograran con las formulas establecidas en los dos índices de satisfacción, que se encuentran detallados en el libro-base, a saber;

a) el indicé 53 N.A.B.S. y b) el indicé 4 G,   de satisfacción humana, universal y autosustentable.

Check Also

Santa fe – El importante “caso Coprinf “, un antecedente único en el pais

EL CASO COPRINF   (escribe Dr. Norberto Carlos Yosef – Director Programa Incopar) COPRINF, (COOPERATIVA de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *